contacto@gercar.es

Carpinteria de calidad en madrid

Tipos de tarimas para exteriores

Cuando se trata de embellecer nuestros espacios al aire libre, las tarimas se han convertido en una excelente opción. Ahora tenemos la posibilidad de transformar el patio, la terraza o el jardín en un lugar completamente auténtico.

¿Sabías que existen diferentes tipos de tarimas que se adaptan a tus necesidades y gustos personales? A continuación, examinaremos la variedad de estilos y materiales disponibles. Quédate aquí para que descubras cuál es la tarima perfecta para tu espacio exterior.

Una alternativa diferente

Si quieres crear un lugar atractivo y funcional, nuestras tarimas Getafe para exteriores son exactamente lo que necesitas. Proporcionan una superficie duradera y agradable para caminar, relajarse y disfrutar del aire libre.

Debes saber, que existen dos tipos principales de tarimas usados con mayor frecuencia: las de madera exterior y las tecnológicas. Conozcamos un poco más sobre estas.

Tarimas de madera para exteriores

Las tarimas de madera para exteriores son una elección clásica y atemporal para embellecer las áreas en el exterior. La madera es un material natural que añade calidez y belleza.

Nos referimos a suelos hechos con tablas de madera maciza y natural. Pueden ser instaladas de forma flotante o fijadas al suelo. Existen diferentes tipos de materiales con distintas características de resistencia a la humedad y a los insectos.

Recuerda que requieren de un tratamiento especial, como el proceso de autoclave. De este modo, se convierten en elementos muy duraderos y aptos para su uso en áreas que están a la intemperie. Estos son los tipos de madera más utilizados en tarimas exteriores:

Tarimas tecnológicas

Las tarimas tecnológicas, también conocidas como compuestas o de material compuesto, son una alternativa moderna a las propuestas de maderas tradicionales. Están fabricadas con una combinación de fibras de madera y plástico reciclado.

Estos suelos son muy versátiles y adecuados para áreas cercanas a piscinas, jardines y terrazas. Suelen ser muy fáciles de instalar y mantener. Algunas de las ventajas más sobresalientes de las tarimas tecnológicas son: