contacto@gercar.es

Carpinteria de calidad en madrid

Consejos para el mantenimiento de tarimas

Consejos para el mantenimiento de tarimas

Consejos para el mantenimiento de tarimas

Las tarimas de madera aportan un toque de calidez y elegancia a cualquier espacio, pero su belleza y durabilidad dependen en gran medida del cuidado regular. La madera, un material noble y vivo, requiere de atención y mantenimiento específicos para combatir los efectos del tiempo y el uso diario.

En este artículo, te ofrecemos consejos expertos para preservar la integridad de tus tarimas, asegurando que su encanto y funcionalidad perduren con el paso de los años. Quédate con nosotros y descubre cómo proteger adecuadamente este tipo de suelos y mantenerlos como nuevos, día tras día.

Mantenimiento y limpieza de la tarima interior

Si has optado por instalar una tarima flotante Mostoles, conocer los pasos correctos para su mantenimiento y limpieza es fundamental. solo así es posible conservar su belleza y funcionalidad con el paso del tiempo.

A continuación, te proporcionamos consejos claves para el mantenimiento y limpieza de la tarima interior. Verás como tus suelos se mantendrán en condiciones óptimas y seguirán aportando ese toque especial a tu hogar.

Condiciones ambientales

Las tarimas de madera son muy sensibles a las condiciones ambientales. Debes mantener la humedad relativa del ambiente entre el 35% y el 60% y una temperatura entre 18°C y 22°C para evitar que la madera se dilate o contraiga excesivamente.

Limpieza regular

Para la limpieza cotidiana, es recomendable usar un aspirador o una mopa impregnada en un producto que retenga el polvo. Si el suelo está muy sucio, utiliza una bayeta húmeda con agua y detergente neutro, secando inmediatamente después con una mopa para evitar que el agua se asiente.

Tratamiento de manchas y restauración

Las manchas comunes deben limpiarse lo antes posible para evitar daños permanentes. Asimismo, utiliza alcohol para manchas de tinta y un disolvente suave para aceites o chocolate. Para la restauración periódica, un pulido suave seguido de un barnizado puede devolverle la vida a tu tarima, dejándola como nueva.

Mantenimiento y limpieza de la tarima exterior

Mantener una tarima exterior en perfecto estado requiere de cuidados específicos para combatir los elementos naturales. Desde el implacable sol hasta las inclemencias del clima, cada factor puede influir en la durabilidad y estética de tu suelo de madera.

A continuación, te ofrecemos recomendaciones esenciales para el mantenimiento y limpieza de la tarima exterior. Tu espacio al aire libre seguirá siendo tanto funcional como atractivo año tras año.

Control periódico

Las tarimas exteriores requieren revisiones regulares para asegurar que no se deterioran con las condiciones climáticas. Es importante verificar el estado de la madera al menos una vez al año y realizar ajustes o reparaciones según sea necesario.

Limpieza profunda

Para manchas difíciles, utiliza agua a presión (no superior a 4 bares) y un detergente suave. Igualmente, es vital limpiar derrames como grasa o vino inmediatamente para evitar manchas permanentes.

Protección y conservación

Aplica tratamientos de protección superficial, como aceites o lasures, al menos dos veces al año. Esto ayudará a mantener el color natural de la madera y protegerla de los efectos del sol y la humedad. Un lijado previo antes de aplicar estos productos puede mejorar significativamente su eficacia.

El cuidado apropiado de tus tarimas no solo mantendrá su estética y funcionalidad, sino que también prolongará su vida útil, evitando costosas reparaciones o reemplazos.