contacto@gercar.es

Carpinteria de calidad en madrid

Diferencias entre tarimas laminadas y de vinilo

Diferencias entre tarimas laminadas y de vinilo

Al elegir el suelo adecuado para tu hogar o espacio comercial, es crucial comprender las diferencias entre las opciones disponibles. Dos de las alternativas más populares son las tarimas laminadas y las de vinilo.

Este artículo explora en profundidad las diferencias entre estos dos tipos de suelos, considerando su composición, durabilidad, instalación, mantenimiento, estética y costes. Al final, tendrás la información necesaria para tomar una decisión más certera.

Composición

La composición del material es un factor crucial que afecta tanto a la durabilidad como al estilo.

Las tarimas laminadas y las de vinilo son dos opciones populares que ofrecen ventajas únicas, pero también difieren significativamente en su composición y rendimiento. Los laminados Quick Step Móstoles, por ejemplo, son reconocidos por su calidad y estética, representando una de las opciones preferidas en el mercado de suelos laminados.

Tarimas laminadas

Las tarimas laminadas están compuestas de varias capas. La mayoría incluye:

  • Una capa inferior de soporte.
  • Una capa de núcleo hecha de fibra de alta densidad.
  • Una imagen fotográfica que imita la apariencia de la madera natural.
  • Una capa superior transparente protectora que ofrece resistencia al desgaste.

Esta estructura proporciona una robustez significativa y resistencia a la deformación.

Tarimas de vinilo

Por otro lado, las tarimas de vinilo están hechas principalmente de materiales sintéticos, predominantemente polímeros de cloruro de polivinilo (PVC). Esto les confiere una gran flexibilidad y resistencia al agua. Están disponibles en varias formas, incluyendo losetas y planchas, y pueden incluir capas adicionales para mejorar la comodidad y la durabilidad.

Durabilidad y resistencia al agua

Asimismo, es necesario mencionar las diferencias en cuanto a durabilidad y resistencia al exponerlas al agua:

Tarimas laminadas

Las tarimas laminadas son conocidas por su durabilidad y resistencia al desgaste, rasguños y manchas, gracias a su capa superior dura. No obstante, su principal debilidad es la susceptibilidad al agua y la humedad, que pueden causar hinchazón y daños permanentes si no se manejan adecuadamente.

Tarimas de vinilo

En contraste, las tarimas de vinilo ofrecen una excelente resistencia al agua, lo que las hace ideales para áreas como cocinas, baños y sótanos donde la exposición a la humedad es frecuente. Su composición de PVC no se hincha ni se deforma con la exposición al agua, lo que garantiza una vida útil más larga en entornos húmedos.

Instalación

En cuanto a su instalación, podemos mencionar algunas diferencias notables:

Tarimas laminadas

La instalación  implica un sistema de ensamblaje de clic sin uso de pegamento, lo que facilita una instalación flotante rápida y sencilla. Sin embargo, requiere una preparación cuidadosa del subsuelo para evitar irregularidades y daños en el futuro.

Tarimas de vinilo

Las tarimas de vinilo son igualmente fáciles de instalar y en muchos casos también utilizan sistemas de clic. Sin embargo, pueden ser pegadas directamente al subsuelo, lo que es una ventaja en áreas de alto tráfico donde se requiere una mayor adherencia y estabilidad.

Mantenimiento

De igual manera, es necesario que conozcas algunos contrastes entre ambos suelos cuando se trata de realizar mantenimiento:

Tarimas laminadas

El mantenimiento de las tarimas laminadas es relativamente sencillo, requiriendo principalmente barrido o aspirado regular para eliminar la suciedad y el polvo. Las manchas se pueden limpiar con un paño húmedo, pero es crucial evitar el uso excesivo de agua.

Tarimas de Vinilo

Mientras que, las tarimas de vinilo son aún más fáciles de mantener. Resistentes al agua y a la mayoría de las manchas, se pueden limpiar con métodos más húmedos sin riesgo de daño. Esto las hace particularmente adecuadas para áreas que requieren limpieza frecuente.

Estética

Ambos tipos de tarimas ofrecen una amplia gama de opciones estéticas, imitando la madera, la piedra y otros patrones naturales con gran efectividad. Sin embargo, las tarimas laminadas tienden a ofrecer una sensación más realista y texturizada comparable a la madera natural debido a las tecnologías de impresión avanzadas.

En cambio, aunque el vinilo puede no igualar completamente la textura de las superficies naturales, ofrece una mayor versatilidad en diseños y colores.

Costo

Generalmente, las tarimas laminadas son más económicas que las de vinilo, especialmente las versiones de alta gama. El coste varía según la calidad, el diseño y la marca, pero en términos generales, el laminado ofrece una opción de menor precio.